preguntas frecuentes

Hemos recopilado y respondido a una serie de preguntas frecuentes que nos plantean los empresarios que han garantizado con su patrimonio los créditos ICO COVD-19 ante el convencimiento de que el Estado avalaba el 80%. A continuación te ofrecemos respuestas claras y accesibles a las dudas más comunes sobre los avales, los procedimientos de reclamación y el papel que nuestro equipo puede desempeñar en tu defensa.

Entendemos que la situación puede ser confusa y estresante, por lo que nos esforzamos por proporcionar la mayor claridad posible en este espacio preguntas frecuentes. Por supuesto, si tu pregunta no se encuentra en esta lista, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para recibir asesoramiento personalizado.

 

¡Te respondemos tus preguntas frecuentes a continuación!

Con la aparición de la pandemia del COVID-19 y la posterior declaración del Estado de Alarma, el gobierno lanzo el 17 de marzo el Real Decreto-ley 8/2020, donde se aprobó una Línea de Avales del Estado de hasta 100.000 millones de euros, con la intención de suavizar los efectos económicos de la recién aparecida pandemia, que estaban sufriendo numerosas empresas.

Estos avales se ofrecieron a las empresas en un momento donde todo era incierto, y la finalidad era facilitar la liquidez, y por este motivo, el ICO se comprometió a avalar a primer requerimiento hasta el 80% de los préstamos que se adaptaran a los requisitos demandados.

Numerosas entidades financieras concedieron préstamos y/o facilidades de créditos a las empresas a cambio de la garantía del ICO en una fecha posterior. En muchos casos, estas entidades financieras exigían a los socios y/o administradores de las empresas prestatarias la condición de avalistas solidarios. Posteriormente, el ICO concedía el aval del 80%, pero las entidades financieras no reducían las garantías personales de los socios y/o administradores de las empresas prestatarias.

Según el Ministerio de Economía, hay 3.000 millones de euros en préstamos impagados cubiertos por la garantía COVID-19 del ICO y otros 17.000 millones de euros en revisión por posible impago. A pesar de que muchas pólizas tienen una redacción oscura que habría inducido a error a los avalistas, las entidades financieras están exigiendo a los avalistas de préstamos impagados el 100% del importe garantizado.

  • Financiación movilizada: 700 millones de euros
  • Operaciones: 192.484
  • Préstamos para empresas, pymes y autónomos: 675.000
  • Importe de los avales concedidos: 187 millones de euros.
  • Número de operaciones con impagos: 800 suscritas por 28.800 empresas o autónomos
  • Desembolso por parte del ICO: 391,3 millones de euros
  • Sector con mayor número de operaciones con impago: turismo, ocio y cultura, con algo más de 9.000
  • Morosidad (a 31 de marzo): 1,67%

Si eres fiador solidario de una empresa que ha incumplido o cree que va a incumplir un préstamo y/o póliza de crédito sujeto a la garantía ICO COVID-19, puedes solicitar la nulidad de la fianza personal otorgada o su reducción en un 80%, independientemente de que la empresa se encuentre en concurso de acreedores.

Aunque la solicitud de nulidad de la fianza no suspende inmediatamente el procedimiento de ejecución para los fiadores personales, normalmente puede ayudar a obtener la suspensión del procedimiento mientras éste esté pendiente.

En consecuencia, los fiadores solidarios de empresas (PYME y microempresas) a las que se haya concedido financiación con la garantía COVID-19 del ICO pueden solicitar la anulación de la garantía.

Los préstamos ICO son préstamos que conceden las entidades financieras con la garantía del Estado, concretamente del Instituto del Crédito Oficial (ICO), que responde si el deudor no puede devolver la deuda.

Muchos empresarios y autónomos desconocen que esta garantía del Estado sólo se aplica cuando el deudor ha agotado todos sus recursos y se le han embargado todos sus bienes. En consecuencia, las ICO sólo benefician a las entidades financieras y no a los deudores.

En el marco de la garantía ICO-COVID-19, se requiere un análisis previo del préstamo y/o póliza de crédito, y la empresa debe ser avalista solidaria del 100% del importe financiado.

El hecho de que la empresa que obtuvo el préstamo esté en quiebra no excluye la posibilidad de reclamación.

A día de hoy están apareciendo multitudes de conflictos ocasionados por una mala información, o por una mala interpretación de la información recibida en aquellos momentos en los que se solicitaron.

Los empresarios denuncian que las entidades bancarias aseguraron, entonces que, en caso de no poder afrontar el pago, llegado el momento, el avalista solamente debería devolver el 20%.

Por otro lado, el Instituto de Crédito Oficial asegura que, ya en su momento, dejó claro que la devolución a las entidades debería ser del 100%.

Es en este punto en el que están comenzando la avalancha de demandas que colapsan los juzgados y se estiman que sean cientos los casos en los tribunales.

Si contrataste un préstamo ICO durante una pandemia y crees que puedes verte afectado por ser avalista o fiador, NAI te ofrece un estudio gratuito para comprobar la viabilidad de la reclamación del préstamo y sus condiciones, así valorando sus opciones legales.

Lo primero que sucederá es que el banco que te concedió el crédito reclamará el total del préstamo al empresario que firmó la garantía. La interpretación que hacen los bancos es que el aval del 80% que asumía el Estado sólo afecta al banco en caso de que el cliente sea insolvente, nunca al empresario.

Si firmaste la garantía de un préstamo ICO Covid-19 durante una pandemia y crees que puedes verte afectado una insolvencia, NAI te ofrece un estudio gratuito para comprobar la viabilidad de la reclamación del préstamo y sus condiciones, y valorar las posibilidades de éxito.