Algunos bancos cambiaron préstamos sin aval por créditos ICO Covid-19 con garantía personal del empresario.

bancos-ico-covid-avales

Por culpa de los bancos, los créditos ICO con el aval del Estado de hasta el 80% que el gobierno lanzó durante el Estado de Alarma para evitar la quiebra masiva de empresas se está convirtiendo en un caramelo envenenado para miles de empresarios.

 

Tres días después del Real Decreto que declaró el estado de alarma, el 17 de marzo de 2020, el gobierno lanzó a bombo y platillo la Línea de Avales ICO Covid-19, por el que los bancos concederían préstamos a las empresas y el Estado, a través del Instituto de Crédito Oficial, respondía del 80% de su importe en caso de impago.

Pese a que esta herramienta se creó específicamente para que las empresas y autónomos pudieran hacer frente a facturas, tributos o salarios, algunos bancos recomendaron a empresas que ya tenían préstamos sin garantía personal concedidos con anterioridad que suscribieran el ICO COVID-19 para cancelarlos y acogerse a unas condiciones más beneficiosas.

Lo que no imaginaban los empresarios y autónomos en aquel momento es que, pese a la notoria promesa de que el ICO avalaba el 80% de la operación, estaban poniendo en peligro su patrimonio porque estaban firmando sin saberlo una fianza solidaria por la que asumían la responsabilidad del 100% del principal con sus bienes presentes o futuros, y donde ninguno de los bancos dejo claro lo que realmente se estaba firmando. 

Los periodos de carencia pertinentes se agotaron y, aunque muchos autónomos y PYMES ya están devolviendo los créditos a los bancos, miles de empresas están asfixiadas por la devolución de los préstamos ICO o, directamente, están en fase de insolvencia. 

Y es ahora cuando los bancos se dirigen a los fiadores y avalistas de los préstamos si acordarse de que a muchos de ellos les habían cambiado financiación no avalada por estos créditos con garantía personal.

Quieres ver más